9/7/14

Reseña: La probabilidad estadística del amor a primera vista, de Jennifer E. Smith

Título: La probabilidad estadística del amor a primera vista
Título original: The statistical probability of love at first sight
Autor: Jennifer E. Smith
Editorial: Suma de letras
Nº de páginas: 272
Serie: No
ISBN: 9788483653159
¿Desde cuándo son puntuales los aviones a la hora de despegar? Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho: una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada.
Cierra los ojos solo un instante y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido.
Los caprichos del destino y las casualidades de la vida son el motor de esta conmovedora novela sobre lazos familiares, segundas oportunidades y primeros amores. Desarrollada a lo largo de 24 horas, la historia de Hadley y Oliver nos convence de que el amor verdadero puede aparecer en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.
Lo primero que llama de este libro incluso antes de leerlo es la originalidad de su argumento, no porque trate de una historia de amor como muchas otras, sino porque la historia que en él se narra transcurre en tan solo 24 horas y precisamente fue eso lo que me hizo leerlo. A decir verdad, aparte de que la protagonista pierde su avión no sabía qué más me encontraría, así que voy a introducir un poco más: los padres de Hadley están divorciados desde hace un tiempo y mientras que esta vive en Estados Unidos con su madre, su padre se ha mudado al otro lado del charco para vivir con su nueva novia con la que finalmente decide casarse, y Hadley se dispone a coger un avión de muy mala gana para asistir obligada a la boda de su padre y de la que será su madrastra (aunque esta palabra suena fatal, la novia del padre es un amor).

A pesar de que parece que vamos a encontrarnos toda una historia de amor, en mi opinión la historia está más orientada a los lazos familiares de la protagonista, sobre todo en el pasado. Aunque está contada en presente en tercera persona, a menudo se cuentan anécdotas del pasado de Hadley y también sus sentimientos y sus miedos sobre el futuro, lo que hace que sientas que sabes mucho más de la historia de lo que en realidad sabes. Es como si el libro tuviera páginas arrancadas que has tenido la oportunidad de leer antes de que se esfumen.
Por supuesto, también tiene mucha importancia la historia de amor de la protagonista con Oliver, el chico del aeropuerto, pero en mi opinión los diálogos entre estos están algo forzados y rebuscados, especialmente cuando están en el avión, cosa que no me gusta. Si se pudiera hacer de alguna forma, cambiaría al personaje de Oliver por un amigo a secas y me centraría tan solo en la historia de la boda (que ya es suficiente argumento de por sí). Sinceramente, como personaje masculino, este chico no me ha llegado, y sé que parece una locura cambiar a alguien tan esencial para el libro, pero en este caso es mejor menos amor y más drama familiar.

Pasando a hablar del final, la verdad es que no me ha gustado demasiado. Es demasiado abierto para mi gusto y hay bastantes cosas que me gustaría saber: *Spoiler* ¿Tienen Andrew y Charlotte un bebé en el futuro? ¿Le dice que sí al fin la madre de Hadley a Harrison? ¿Están juntos Hadley y Oliver en Connecticut? ¡Necesito saberlo! *Fin del spoiler*
En términos generales es una historia entretenida, pero más vale no esperar una pastelada romántica ni nada por el estilo (que es lo que el título da a entender). A pesar de todas las cosas malas que he dicho me quedo con un buen recuerdo de este libro, pero eso no quita que la puntuación no sea demasiado alta.

7/4/14

Reseña: Hija de humo y hueso, de Laini Taylor

Título: Hija de humo y hueso
Título original: Daughter of smoke and bone
Autor: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
Nº de páginas: 464
Serie: Hija de humo y hueso 1/3
ISBN: 9788420410982
Una vez fue una niña inocente que jugaba con plumas en el suelo de la guarida de un diablo. Pero ahora aquella inocencia había desaparecido... Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.
Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?
De pronto, empiezan a aparecer marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.
Estaba deseando leer algún libro sobre ángeles y demonios, ya que en general suelen gustar mucho y yo no había tenido aún la oportunidad de probarlos por mí misma. Pues bien, por fin he podido hacerlo con este libro y no me ha desagradado precisamente.

Al principio del libro, Karou se nos presenta como una protagonista normal y corriente, con sus problemillas amorosos, sus estudios, sus amistades, etc, pero a medida que transcurre la historia descubrimos que en realidad es una adolescente llena de secretos que desconoce su propio pasado. En un principio la historia tiene tanto misterio y tantos datos entre los que no ves relación posible que puede llegar a agobiar un poco porque piensas que no estás enterándote de nada, pero al final de la historia todo cuadra como las piezas de un rompecabezas. Aunque el misterio se vaya acumulando hasta el final, la autora no deja ni un hilo suelto.
Lo que me desesperó durante algún tiempo fue la relación amor-odio entre Karou y Akiva: tan pronto quieren matarse como están locamente enamorados. Pero esta es otra de las cosas que va cuadrando al final de la historia, así que no le doy importancia. También creía que para el final del libro quedarían resueltos unos asuntillos que Karou tiene pendientes, pero la mayor parte del libro gira en torno a quién es realmente ella y no da tiempo a más.

La historia se va desarrollando en dos marcos temporales: al principio se desarrolla casi todo en el presente de la Praga actual, pero a partir de la mitad del libro prácticamente todo transcurre en el pasado, en el mundo quimérico. Tiene todos los elementos posibles: amor, acción, misterio, fantasía e incluso puede llegar a hacerte reír alguna que otra vez.

No tenía muy claro si este tipo de libros me convencería, pero estoy deseando leerme el segundo de esta trilogía y descubrir cómo continúa la historia. Por último os dejo con esta cita del libro que me encantó.
Madrigal alcanzó el colgante que llevaba en torno al cuello.
-¿Sabes qué es esto? -le preguntó al tiempo que desataba el cordón.
-¿Un hueso?
-Bueno, sí. Es un hueso de la suerte. Cada uno coloca un dedo alrededor de una punta, así, y entonces pedimos un deseo y tiramos. El que se quede con el trozo más grande verá cumplido su deseo.
-¿Es magia? -preguntó Akiva sentándose-. ¿De qué pájaro proceden estos huesos que producen magia?
-No, no es magia. En realidad, los deseos no se cumplen.
-Entonces, ¿por qué hacerlo?
Ella se encogió de hombros.
-¿Esperanza? La esperanza puede ser muy poderosa. Tal vez no haya verdadera magia en el hueso, pero cuando sabes qué es lo que anhelas y lo mantienes como una luz dentro de ti, puedes hacer que las cosas sucedan, casi como magia.